Un millar de expertos alerta del peligro de los ‘robots asesinos’

a9cb5d7b-6ced-4cd8-a3be-a71a475c81e4-2060x1236

En una carta abierta advierten de que estas armas «son ideales para desestabilizar naciones, someter a la población y acabar con un grupo étnico determinado»

Un millar de científicos han alertado en una carta abierta de los peligros que entrañan las armas que tienen capacidad de matar «sin necesidad de intervención humana». Los firmantes —entre los que figuran el físico Stephen Hawkins y el cofundador de Apple Steve Wozniak— explican que se trata de una tecnología diferente de los drones o los misiles por control remoto. Hablan de artefactos capaces de «buscar y eliminar personas que tengan ciertos criterios predefinidos», los llamados robots asesinos. Tras el descubrimiento de la pólvora y de la bomba nuclear, esta sería la “tercera revolución” en armas de guerra. Por eso reclaman que se prohíban.

Los firmantes, muchos de ellos considerados como los mayores expertos en inteligencia artificial del mundo, creen que el desarrollo de estas armas es cuestión de «años, no de décadas» y que «si una gran potencia militar impulsa las armas de inteligencia artificial, será prácticamente imposible evitar una carrera armamentística global», dice el documento sobre los que, afirma, se acabarán convirtiendo en «los kalashnikov del mañana».

Para sostener este argumento, explican que se pueden construir con materiales relativamente fáciles de conseguir, a diferencia de las armas nucleares, por lo que «se convertirán en ubicuas y baratas de producir para todas las potencias militares significativas». Por eso, afirman los científicos, «es cuestión de tiempo que aparezcan en el mercado negro y acaben en manos de terroristas, de dictadores en busca de una mejor forma de controlar a la población o de señores de la guerra con ansia de llevar a cabo una limpieza étnica. Las armas autónomas son ideales para  para cometer asesinatos, desestabilizar naciones, someter a la población y acabar con un grupo étnico determinado».

La petición de que esta tecnología se prohíba, se presenta hoy en Buenos Aires, durante la Conferencia Internacional Conjunta sobre Inteligencia Artificial. En el texto, los científicos inciden e que la inteligencia artificial debe usarse para mejores propósitos: «Creemos que la Inteligencia Artificial tiene un gran potencial para beneficiar a la humanidad de muchas maneras».

Fuente. diario El Pais, España

Armas autónomas: carta abierta a los investigadores de inteligencia artificial y robótica

11745411_1037852762892000_800408341465219753_n

Con motivo de la 24 Conferencia Internacional Conjunta sobre Inteligencia Artificial (IJCAI), que se desarrollará en Buenos Aires (Argentina) del 25 al 31 de julio, la Campaña para Detener a los Robots Asesinos busca sumar esfuerzos en el campo investigativo para lograr una prohibición preventiva de este armamento.

Las armas autónomas seleccionan y atacan objetivos sin necesidad de una intervención humana. Esto implica que dentro de esta categoría se incluyan, por ejemplo, quadcopters (helicóptero quadrotor) armados que pueden encontrar y eliminar personas mediante ciertos criterios predefinidos; pero excluya los misiles crucero o drones pilotados de forma remota, ya que en este caso es un humano quien toma todas las decisiones sobre la selección de objetivos.

El desarrollo de la inteligencia artificial ha llegado a un punto en el que el despliegue de estos sistemas es –prácticamente, si bien no legalmente- accesible en pocos años. Y hay mucho en juego: las armas autónomas se considera que traerán la tercera revolución en el campo de batalla, después de la pólvora y las armas nucleares.

Se han escuchado muchos argumentos a favor y en contra de las armas autónomas, como por ejemplo que el hecho de reemplazar soldados por máquinas reduciría los muertos y heridos, pero a su  vez rebajaría el umbral de condicionantes para ir a la guerra. La pregunta clave para la humanidad hoy en día es si se desea empezar una carrera armamentística basada en la inteligencia artificial o, por el contrario, se quiere prevenir su inicio.

Si una potencia militar sigue adelante con el desarrollo de armas con inteligencia artificial, una carrera armamentística global es prácticamente inevitable, y el destino de esta trayectoria tecnológica es obvio: las armas autónomas serán el Kalashnikov del mañana. A diferencia de las armas nucleares, estos sistemas autónomos no son costosos y las materias primas no son difíciles de obtener, por lo que serán muy económicos de producir a gran escala por parte de las potencias militares. Sólo será cuestión de tiempo que aparezcan en el mercado negro y en las manos de terroristas, dictadores con deseos de controlar más a su población, hombres de la guerra deseando perpetrar limpiezas étnicas, etc.

Las armas autónomas son ideales para realizar asesinatos, desestabilizar naciones, someter a poblaciones y matar selectivamente a un grupo étnico particular. Asimismo, consideramos que una carrera armamentística basada en la inteligencia artificial no sería beneficiosa para la humanidad. Hay muchos caminos en los cuales la inteligencia artificial puede hacer más seguros los campos de batalla, especialmente para los civiles, sin necesidad de crear nuevas herramientas que maten a la población.

Del mismo modo que la mayoría de químicos y biólogos no tienen ningún interés en la construcción de armas químicas o biológicas, la mayoría de investigadores de inteligencia artificial no quieren este tipo de armas, ni que otros manchen el buen nombre de este campo investigativo para hacerlo, lo que potencialmente crearía una reacción pública contraria que cuestionaría sus futuros beneficios sociales. En ese sentido, químicos y biólogos han apoyado en términos generales los acuerdos internacionales que prohíben las armas químicas y biológicas, al tiempo que los físicos se han mostrado favorables a los tratados que prohíben las armas nucleares y los láseres cegadores.

En resumen, creemos que la inteligencia artificial tiene un gran potencial para beneficiar a la humanidad en muchos sentidos y que el objetivo de este campo debe ser ese. Empezar una carrera armamentística basada en la inteligencia artificial es una mala idea y debería ser prevenida con la prohibición de las armas autónomas ofensivas sin control humano.

firma  la carta:  http://www.colombiasinminas.org/index.php?mact=News%2Ccntnt01%2Cdetail%2C0&cntnt01articleid=781&cntnt01origid=15&cntnt01returnid=53

Captura de pantalla 2015-04-13 a la(s) 5.42.32 p.m.

Rusia, China y EEUU frente a la crisis griega

Por : Nazanin Armanian

La autora de esta nota: «Dejé la mitad de mi vida en mis tierras persas, y cuando aterricé en esta península de acogida, entrañable plataforma de reclamo de pan y paz para todos, me puse a ejercer el desconcertante oficio de exiliado: conocer, aprender, admirar, transmitir, revelar y denunciar, estos últimos aprovechando las clases de la Universidad, los medios de comunicación y una docena de libros como ‘Robaiyat de Omar Jayyam’ (DVD ediciones, 2004), ‘Kurdistán, el país inexistente’ (Flor del viento, 2005), ‘Irak, Afganistán e Irán, 40 respuestas al conflicto de Oriente Próximo’ (Lengua de Trapo, 2007) y ‘El Islam sin velo’ (Bronce, 2009).»

gase

Ubicada en el Mediterráneo Oriental y mirando a tres continentes, Grecia, el eslabón débil de la Unión Europea (UE) y la OTAN, tiene relaciones singulares con Rusia, China, Irán, Israel o Egipto. A la vez hace de Estado “tapón” en materia migratoria, y contribuye a la seguridad energética de la UE, acogiendo el oleoducto Trans Adriático que llega desde Mar Caspio. Cuando se llegue a comercializar el gas de la costa mediterránea de Chipre e Israel (que también es de Gaza, Líbano y Siria),  consolidará aún más este estatus, ya que todos los gaseoductos de este espacio con destino a Europa deben cruzar Grecia. Pero Berlín entiende más del “euro” que del valor geopolítico del país heleno. Cualquiera preguntaría “si por dinero, linchan de este modo a un socio “europeo, cristiano y blanco”, ¿qué no habrán hecho en otras partes del planeta?”.

Mientras la Comisión Europea, con los aplausos del Amanecer Dorado, aplica a Grecia una “Pedagogía del terror”, Syriza mueve fichas.

¿Jugar a la ruleta rusa?

Fue Alexis Tsipras quien viajó a Moscú y no Vladimir Putin a Atenas, matizó el líder ruso, negando querer aprovechar la tragedia griega para aumentar su influencia en Europa. Que Tsipras tampoco le haya pedido ayuda financiera, puede ser por varios motivos:

  1. Es consciente del poder de los enemigos,  la UE y EEUU. Incluso, cuando pudo vetar las sanciones contra Rusia, votó en favor.
  2. No está confundiendo el BRICS con el Comecon de la era soviética. Aquí no hay una ideología común, y un buen trato con Moscú no significa una alianza política.
  3. Su preocupación es  ”la deuda” y no cambiar de alianzas estratégicas.Por lo que  la ”alianza ortodoxa cristiana” es tan inexistente como la “alianza de los musulmanes contra Occidente”.

Por otro lado, Putin tampoco rescataría “financieramente” a Grecia, porque:

a) Europa es su socio económico más importante, y prefiere que Grecia resuelva sus dificultades dentro de la UE.

b) Intenta alcanzar un acuerdo de paz con la UE sobre Ucrania, y no convertir a Grecia en un nuevo espacio de conflictos.

c) El problema de Grecia se debe al sistema financiero del BCE y el FMI, y ni una inyección de rublos pararía la sangría que sufre el pueblo griego.

b) La política internacional de Kremlin es ambigua. Ejemplos, su posición respecto al actual conflicto turco-sirio,  o la “cuestión nuclear iraní”.  Quizás porque Kremlin sigue construyendo su identidad.

Aun así, Moscú ayudará a Grecia: pagará parte de sus préstamos mediante inversiones. Habrá un “gaseoducto griego” que recibiría gas desde Turquía. Así, conseguirá rebajas en los precios del gas, crear empleo, y aumentar su peso dentro de la UE como suministrador de energía. Ahora, la pregunta es: ¿Lo permitirá EEUU, a pesar de que el proyecto beneficia a la UE?

UE, sin querer, propició una sólida alianza entre dos de sus repudiados, Turquía y Rusia, y en este proceso de autodestrucción agonizante, también repudia a uno de sus “hijos”.
China sigue su Ruta de la Seda

Pekín no va a soltar ni una migaja de sus ingentes reservas de divisas para dárselos a los helenos. Porque:

. 1. Considera la deuda griega un asunto interno de Europa

2. La economía griega padece problemas estructurales.

3.La crisis es de la zona euro, y no solo de Grecia.

4. La UE es el mayor socio comercial de China. No le interesa perjudicar ésta relación por un país con el que tampoco guarda lazos culturales, ideológicos o de otra índole.

Pekín también le ha ofrecido a Tsipras ayuda indirecta: integrarla en el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda, invirtiendo en sus infraestructuras como en la renovación de los ferrocarriles griegos. China apuesta por los activos duros, como arrendar el puerto de El Pireo, otro enlace del llamado Collar de perlas china, por 5 mil millones de dólares y para 35 años.

Lo que preocupa a Washington

El Mediterráneo Oriental es uno de los patios traseros de los EE.UU. En Grecia cuenta con cuatro bases militares en las que hasta 2001 guardaban incluso parte de su arsenal atómico. La gran base naval de Creta fue utilizada para bombardear Libia, Estado que junto con Siria han sido los dos únicos fuera de la OTAN. A demás de “otanizar” el Mediterráneo Oriental, Washington ha apadrinado una alianza militar-económica entre Israel, Chipre y Grecia, con el fin de explotar el gas del mar, impidiendo que las empresas rusas participen en las labores de exploración. EEUU realiza anualmente las maniobras navales “Noble Dina” con Israel y Grecia, exhibiendo poderío. La del año pasado incluía una simulación del “escenario iraní”.

A Barak Obama le preocupa una mayor presencia económica china y otra militar rusa en este espacio y que  Grecia, el flanco sur de la OTAN, salga de su órbita. La exigencia de Obama a Berlín -que subestima las consecuencias geopolíticas de la “Greexit”-, a que ofrezca una solución a Sipras no es más que tensiones inter-imperialistas, como que Turquía puede lanzar una acción militar contra Chipre por el gas del Mediterráneo, y poner a EEUU y la UE en un buen aprieto.

**

Grecia no quiere arriesgarlo todo. Se trate de una durísima lucha de clases entre la élite y los trabajadores, que no un juego ganar-ganar. El Realpolitik  acecha.

 

Fuente:  Nazanin Armanian

http://www.nazanin.es