Fragmento de una carta escrita a Luise Kautsky por Rosa Luxemburg

aclaracic3b3n-sobre-pasaje-de-rosa-luxemburgo

En plena 1ra Guerra Mundial, 1917, durante su cautiverio Rosa Luxemburg le escribe a Luise Kautsky una carta para darle animo ante la catástrofe que envolvía al mundo y al movimiento obrero. La tragedia de la derrota del proletariado internacional traicionado por los partidos socialdemócratas que se alinearon con sus respectivas burguesías hundió a la humanidad en la primera gran carnicería imperialista.
Rosa Luxemburg fue encarcelada por su militancia contra la guerra. Fundadora de la Liga Espartaquista fue asesinada por los freikorps, bandas blanca organizada por la burguesía y la socialdemocracia durante la revolución de 1919 en Berlin.

“Parece que has perdido la afición a la musica, como a tantas otras cosas. Tienes la cabeza llenas de preocupaciones por un mundo cuya historia marcha torcida…Todos los que me escriben se quejan y suspiran del mismo modo. Es completamente ridículo. ¿No te das cuenta de que la catástrofe general de demasiada grande para lamentarse? Me sentiría mal si Mimi se pusiera enferma o si te pasara algo a ti. Pero si el mundo se desquicia, entonces hago lo posible por entender lo que ha ocurrido y por qué, y si resulta que he cumplido con mi deber vuelvo a sentirme otra vez tranquila. Ultra posse nemo obligatur. Vuelvo a tener entonces todo lo que me preocura alegría: musica, pintura, coger flores en primavera, buenos libros, Mimi, tú y tantas otras cosas…Soy rica entonces y creo que lo seguiré siendo hasta el fin. Abandonarse a las calamidades del momento es intolerable e incomprensible. Piensa con qué tranquila compostura consideraba Goethe las cosas. Y recuerda lo que vivió: la gran Revolución Francesa, que la vio hasta que no debió de parecer sino una farsa sangrienta y soberanamente inútil. Y después, entre 1793 y 1815, toda una ininterrumpida cadena de guerra hasta que el mundo volvió a parecer una casa de locos. Y con qué calma, con qué serenidad intelectual continuo su trabajo sobre la metamorfosis de las plantas, sobre la teorías cromáticas y mil cosas más! No espero que que escribas poesía como Goethe, pero podrías adoptar su actitud ante la vida, su universalidad de intereses, su armonía interior: por lo menos podrías esforzarte por conseguirlo. Y si dijeras: pero es que Goethe no fue políticamente activo, yo te diría que un militante político precisa tener la capacidad de situarse por encima de las cosas con mayor premura si cabe, porque de lo contrario se hundirá hasta las orejas en las orejas de la trivialidades de la vida cotidiana.»